Max Reinhardt escoge las 12 mejores “estrellas” de la pantalla

Max Reinhardt escoge las 12 mejores “estrellas” de la pantalla

José Fernandez J.R.

Max Reinhardt, el famoso empresario y director austriaco, a quien se le adjudica el haber descubierto y desarrollado el mayor número de estrellas, y que en la actualidad dirige El sueño de una noche de verano, adaptación cinematográfica de la obra shakespeariana, acaba de nombrar a los doce más grandes artistas del cinema.
Entre las celebridades, el director no incluye a Charlie Chaplin, que, según él, es el más notable de todos, pues su selección se limita únicamente a los que han aparecido en films hablados.
Su lista, que analiza más adelante, nombra a James Cagney, Greta Garbo, Paul Muni, Bette Davis, Charles Laughton, Robert Donat (que ha debutado en El conde de Montecristo), Marlène Dietrich, Kay Francis, Katherine Hepburne, Marión Davies, Edward G. Robinsón y Leslie Howard.
“Cagney–dice Reinhardt–es para mi el más grande de todos. Sus actuaciones se caracterizan por una misteriosa, peligrosa y aterradora incertidumbre que no deja al público descansar de la enorme tensión. Sus reacciones son inesperadas, llenas de vitalidad y nunca convencionales. Después de trabajar tres meses con él en El sueño de una noche de verano, sé que el papel de Bottom nunca ha sido hecho con tanta habilidad artística. El radio de su genio es ilimitado, siendo insuperable en lo cómico lo mismo que en lo trágico. Pocos artistas poseen su dinamismo y mímica.”
“Greta–nos dice–tiene la misma fuerza; pero su método es el de una calma agitadora.”
“Paul Muni es un perfecto ejemplo del tipo mental de actor, que no solamente sabe sentir, sino también dirigirse con seguridad técnica. Sus interpretaciones siempre son de un tono realista.”
Bette Davis, según Max Reinhardt, posee una flexibilidad emocional poco usual que “la hace adaptarse a los pequeños rincones de un papel.” “Esto–dice–hace que Miss Davis agrade tanto a los públicos que gustan de sus excelentes actuaciones.”
La Dietrich fué nominada por su atracción, parte de la cual es belleza y parte la vibrante sugestión de su sex-appeal.
Robert Donat combina un fervor romántico con una gentileza muy rara en un actor joven. Su perfecta medida de lo dramático es un seguro signo de genialidad.
Kay Francis fué incluida por su “perfecto balance femenino”. Max Reinhardt considera a Miss Francis “el ideal interés romántico en una obra moderna.”
De Katherine Hepburn dice que “es un tipo de novedad que se aparta de todo lo conocido hasta hoy”. Sin embargo, cree que más bien que la realidad es una promesa, aunque con un sistema muy interesante desde el punto de vista dramático, al que el público responde.
Leslie Howard es “un ejemplo maravilloso del actor calculador, con un hondo conocimiento de las reacciones del espectador que le hace imposible perder una escena. Leslie es uno de nuestros más grandes artistas”.
Edward G. Robinsón es, para Mr. Reinhardt, “un caso típico de la “robusta” escuela teatral. Como un gran violinista, ataca los pasajes difíciles con una seguridad que arranca el aplauso del que presencia su trabajo. Tiene gran autoridad.”
“Marión Davies–dice Reinhardt–es una rara comedianta, porque une la ingenuidad con la quietud emocional, que es algo como un sexto sentido comprensión dramática. En la comedia ligera es superior; pero es potencialmente una gran actriz trágica, contra lo que muchos creen.”
“Las interpretaciones de Charles Laughton–dice el austriaco–son de lo más acabado y sutil que se da en el cinema. El actor inglés no es cómico, dramático o trágico. Lo es todo. Sus únicas limitaciones están en lo físico. Podría hacer Hamlet si solamente se pareciese en algo al triste príncipe escandinavo.”
As´ termina Max Reinhardt sus pintorescas e intrincadas declaraciones. Yo, sin afán de llevarle la contraria, y presintiendo que algún lector no quedará conforme, transcribiré los nombres de las estrellas que m´s éxito de taquilla han obtenido en los Estados Unidos e Inglaterra en el año anterior.
Estados Unidos: Will Rogers, Clark Gable, Janet Gaynor, Wallace Beery, Mae West, Joan Crawford, Bing Crosby, Shirley Temple y Norma Shearer. Will Rogers va a la cabeza de los otros por un gran margen. Habría que incluir a Eddie Cantor; pero como solamente actúa en una o dos películas al año, no se puede calcular por beneficios, aunque en popularidad es uno de los primeros.
En Inglaterra el asunto varía un poco. Hombres: George Arliss, Clark Gable, Wallace Beery, Clive Brook, Robert Montgomery y Ronald Colman. Mujeres: Norma Shearer, Greta Garbo, Kay Francis, Marlène Dietrich y Katherine Hepburn. Pero los gustos de un prohombre no son los mismos.

(Cinegramas, May 12, 1935)